Inicio Guía de Finanzas Guía de Sistema Financiero Agregados monetarios

Agregados monetarios

enviar a meneame

Un agregado monetario puede definirse como la suma del efectivo en circulación y del saldo vivo de determinados pasivos de las instituciones financieras que tienen un elevado grado de liquidez. El Eurosistema ha definido un agregado estrecho (M1), un agregado «intermedio» (M2) y un agregado amplio (M3). Estos agregados se diferencian por el grado de liquidez de los activos que incluyen.

El agregado monetario M1 se define como el efectivo en circulación y los depósitos a la vista. El agregado monetario M2 comprende M1, los depósitos a plazo de hasta dos años y los depósitos disponibles con preaviso de hasta tres meses. El agregado monetario M3 incluye M2 y las cesiones temporales, las participaciones en fondos del mercado monetario y los valores distintos de acciones de hasta dos años.

La definición de los agregados monetarios precisa una revisión periódica, puesto que la innovación financiera y las preferencias de los agentes económicos dan lugar a movimientos de traslación de los fondos líquidos de unos a otros instrumentos o a la entrada en escena de otros nuevos, lo que obliga a replantear qué instrumentos financieros pueden considerarse como dinero o cuasi dinero y que, por ello, deben computarse a la hora de establecer el volumen de activos líquidos del sistema y los mecanismos de control de la masa monetaria.

En España, desde 1992 el Banco de España ampliaba y revisaba las variables monetarias a utilizar como objetivo intermedio de la política monetaria. Desde la entrada del euro, esta función es asumida por el Banco Central Europeo (BCE).

Al objeto de facilitar al BCE la definición y evaluación de los agregados monetarios en el área euro ya desde 1997 se incluyeron entre los estados contables y la información estadística requerida a las entidades de crédito, estados UME específicos. La información básica está constituida por un balance consolidado del sector de instituciones financieras monetarias (IFMs) que proporciona la información necesaria para calcular los agregados monetarios y sus contrapartidas para el área del euro.

El sector de IFMs comprende aquellas instituciones cuyos pasivos tienen una naturaleza monetaria, incluyendo los bancos centrales nacionales, el BCE, las entidades de crédito y otras instituciones financieras, principalmente, fondos de inversión del mercado monetario. Las IFMs residentes en el área del euro se definen, en conjunto, como el sector «emisor de dinero» en el área del euro.

Para definir los agregados monetarios, el sector «tenedor de dinero» comprende todos los residentes del área del euro distintos de las IFMs (puesto que el dinero que unas adeudan a otras no es dinero en circulación), excluyendo a la Administración Central. Este sector incluye, principalmente, las familias, empresas no financieras, empresas de seguro, fondos de pensiones y otros agentes que no son IFMs localizados en el área del euro, así como Administraciones Territoriales y de Seguridad Social en el área del euro. Las Administraciones Centrales se consideran un sector «neutral», con una excepción: los pasivos de la Administración Central en forma de depósitos que tienen un carácter monetario (cuentas en oficinas postales, cuentas de ahorro nacional y cuentas del Tesoro) se incluyen en la definición de agregados monetarios del Eurosistema.

Diferentes tipos de pasivos de las IFMs se incluyen en los agregados monetarios para el área del euro. El efectivo y los depósitos a la vista son los instrumentos más líquidos y forman una definición estrecha de dinero, a la que se conoce como M1. Añadiendo a M1 otros depósitos a corto plazo (en concreto, los depósitos a plazo inferior a dos años y los depósitos disponibles con preaviso de hasta tres meses), se obtiene el agregado monetario M2. Finalmente, el agregado monetario amplio M3 se obtiene sumando a M2 ciertos pasivos negociables del sector de IFMs (cesiones temporales, participaciones en fondos de inversión del mercado monetario y otros pasivos líquidos, junto con valores de renta fija emitidos con un plazo original inferior a dos años).

En el esquema adjunto se pueden comparar las definiciones de los agregados monetarios de la zona del euro y la que existía con anterioridad.

 

  

ESPAÑA ANTES DE LA UEM

ZONA DEL EURO

SECTORES EMISORES

  • Entidades de crédito españolas
  • Entidades de crédito de la zona del euro

  

 

  • Fondos del Mercado Monetario (FMM) de la zona del euro

SECTORES TENDORES

Residentes en España:

Residentes en la zona del euro:

  

  • Empresas no financieras y familias
  • Empresas no financieras y familias

  

  • Instituciones privadas sin fines de lucro
  • Instituciones privadas sin fines de lucro

  

  • Empresas de seguros
  • Empresas de seguros

  

  • Fondos de pensiones
  • Fondos de pensiones

  

  • Fondos de inversión
  • Fondos de inversión (excepto FMM)

  

  • Sociedades y agencias de valores
  • Sociedades y agencias de valores

  

  • Otros organismos públicos
  • Administraciones Públicas, excepto la Administración Central

ACTIVOS FINANCIEROS

M1

M2

M3

M1

M2

M3

Efectivo en circulación

X

X

X

X

X

X

Depósitos a la vista

X

X

X

X

X

X

Depósitos a plazo hasta dos años

 

 

X

 

X

X

Depósitos a plazo superior a dos años

 

 

X

 

 

X

Depósitos disponibles con preaviso hasta tres meses

 

X

X

 

X

X

Cesiones temporales

 

 

X

 

 

X

Participaciones en Fondos del Mercado Monetario (FMM) e instrumentos del mercado monetario

 

 

 

 

 

X

Valores distintos de acciones hasta dos años

 

 

X

 

 

X

Valores distintos de acciones superior a dos años

 

 

X

 

 

 

 

Del conjunto de indicadores clave seleccionados para su seguimiento y examen periódico, el BCE asigna gran importancia a los agregados monetarios. El análisis monetario se basa en la estrecha relación existente entre el crecimiento monetario y la inflación a medio y a largo plazo, y contribuye así a la orientación de la estrategia de política monetaria del BCE a medio plazo. El análisis de la evolución del crédito y de la liquidez ofrece al BCE una perspectiva que trasciende el efecto transitorio de las distintas perturbaciones económicas.

El análisis del agregado monetario amplio M3 debe considerarse desde una perspectiva de medio a largo plazo y sirve para recordar al banco central el principio fundamental de que, en su respuesta a la evolución económica, no debe perder de vista que, en horizontes temporales suficientemente amplios, la tasa de crecimiento monetario deber ser acorde con el objetivo de estabilidad de precios. El carácter de medio a largo plazo de la perspectiva monetaria implica también que no existe vínculo directo entre la evolución monetaria a corto plazo y las decisiones de política monetaria.

Este análisis contribuye al mejor conocimiento del comportamiento de M3 y a una visión más amplia de la situación de liquidez en la economía y sus consecuencias en términos de riesgos para la estabilidad de precios.

Por último, en determinadas circunstancias, el análisis de la evolución del dinero y del crédito puede facilitar información anticipada sobre la evolución de la inestabilidad financiera. Esta información es importante para la política monetaria, porque la aparición de desequilibrios financieros o de burbujas en el precio de los activos podría tener, a medio plazo, un efecto desestabilizador sobre la actividad y, en última instancia, sobre los precios.

Guía de finanzas