Inicio Guía de Finanzas Guía de Finanzas de Empresa Documentos negociables

Documentos negociables

enviar a meneame

Utilizando documentos negociables facilitaremos la financiación al proveedor, mejorando además nuestra imagen si emitimos Pagarés y mejorando el coste para el proveedor si éstos llevan cláusula «no a la orden».

Citar que la mencionada cláusula faculta al emisor del documento a su impago en casos en que la mercancía recibida no cumpliera los estándares de calidad establecidos, según examen posterior a la emisión de aquél. Conviene tener esto en cuenta cuando somos beneficiarios de efectos de éstas características.

Tiene además los inconvenientes comentados más arriba en cuanto a la posibilidad de reticencias para su cesión al descuento por parte de la banca, dada la falta de acciones cambiarias para el tomador. No obstante, siempre será mejor visto que un recibo emitido por el acreedor.

Citar también que, si no se trata de pagarés conforme a lo establecido en la Ley Cambiaria y del Cheque, Ley 19/85 de 16 de Julio, timbran igual que cualquier otro documento, aunque en ellos conste cláusula «no a la orden».

En cuanto a operativa, la conciliación bancaria se facilita, ya que el cargo de los documentos se produce en su totalidad el día de vencimiento. Ello da idea, por otro lado, de la pérdida de días de float respecto al cheque. No obstante, una vez más es negociable el valor del cargo en cuenta en función de la fecha de compensación, aunque en este caso el beneficio es mínimo, ya que normalmente existen muy pocos días de diferencia entre vencimiento y compensación.

Al igual que en la emisión de cheques, se trata de adecuar nuestros circuitos y procesos para que la emisión del documento sea lo suficientemente ágil y fiable. De este modo mejoraremos en los aspectos de gestión, seguridad y valor añadido para nuestros proveedores.

Nos gustaría hacer notar que, si bien la seguridad es mayor que en el cheque en cuanto a posibilidades de fraude, por otro lado estamos emitiendo un documento de reconocimiento de deuda aplazada, lo que exige un buen control de entregas de mercancías y facturas y una buena relación con nuestro proveedor.

Guía de finanzas